Boda a la vista

4 abril 2019

Las novias de Helena Mareque en los Campos de Castilla

Esta es una de esas sesiones de fotos que es imposible que deje indiferente porque tiene tres elementos que la hacen muy especial. El primero de ellos, el talento de Helena Mareque creando vestidos de novia increíbles, el segundo, la calidad de las imágenes de Click10 Fotografía y el tercero, la impresionante ubicación elegida para hacerla.  Y es que algo tendrán los campos de Castilla que Antonio Machado quedó prendado de ellos.
Y viendo estas imágenes parece que hay mucha poesía en ellas… con una musa como protagonista. Una mujer eterna que vivirá para siempre en los libros y como marco un lugar de inspiración para el poeta Machado como fue Castilla. Campos dorados, cielos de mil colores, naturaleza en estado puro que contrasta con muros de piedra impregnados de historia. Algo que contrasta con la delicadeza de una novia radiante, perfecta y preciosa. Una novia fuerte y con personalidad con vestidos de telas, encajes y bordados que derrochan belleza y elegancia bajo el cielo de Segovia y que conecta con la naturaleza que la rodea.
Y estos impresionantes vestidos no podían ser de otra diseñadora que de Helena Mareque. Su talento para la costura y la creación de prendas únicas es innegable como se refleja en estas imágenes. Una mezcla perfecta de fuerza y delicadeza, de fragilidad y eternidad. La variedad de estilos de los looks es una muestra de la creatividad de la diseñadora: desde trajes repletos de bordados y mil detalles, hasta pantalones o faldas con mucho volumen o vestidos cortos, capas, toques de color, transparencias, encajes, plumas…
Para completar los estilismos son imprescindibles los complementos y en este caso las joyas son de Bárcena y los zapatos de Aquazzura. ¿Y qué sería de una novia sin un buen maquillaje y un peinado? Los profesionales de Oui Novias siempre aciertan eligiendo el look adecuado para cada tipo de novia. En este caso, ha predominado la naturalidad en ambos, unas ondas ligeras en el cabello suelto y un make up sencillo pero perfecto.
Y todo esto inmortalizado a través del objetivo de Click10 que es el encargado de captar el alma de esta novia que se mueve libre en el campo, segura de sí misma y derrochando estilo. Toda una inspiración para cualquier mujer que esté buscando el look perfecto para su gran día.
CRÉDITOS
Fotos: Click10 Fotografía
Vestidos: Helena Mareque
Joyas: Joyas Bárcena
Zapatos: Aquazzura
MUAH: Oui Novias
Modelo: Clau Sáez De Montagut Silva

Etiquetas: ,

2 ComentariosEnviado por: Patricia Olivares

24 enero 2019

Cuando una mirada lo dice todo: la boda de Raquel e Iván

Se conocían de vista desde niños pero fue hace 8 años cuando unos amigos en común les presentaron. Desde entonces, no se han separado y hace un año y medio Iván le regaló un anillo de pedida en una escapada a Londres. Se casaron el 21 de julio del año pasado en una preciosa boda en Bimenes, Asturias en un entorno de película.

Raquel estaba espectacular con un vestido de novia de Marcos Luengo, padre de una de sus mejores amigas. Nadie mejor que él para crear una joya como esta. Elaborado de crepe de seda, tenía una capa desmontable de gasa y abalorios de piedra de nácar bordados. Sencillo, de corte clásico pero con un toque de originalidad en la espalda que lo hacía muy especial. La novia lució dos tocados de Eva Vidal, el primero una corona de hojas metálicas de inspiración griega y el segundo, algo más original, un ear cuff con perlas. De calzado, eligió unas sandalias plateadas de Steve Madden.

El maquillaje de Lorena Carvajal quería destacar la mirada pero sin olvidar los labios con un tono rojo muy favorecedor. El peinado, obra de Estilismo Noemi, fue una coleta desenfadada y natural para la ceremonia para después soltar el cabello en la fiesta. Tanto la decoración floral de la boda como el ramo eran de Pando Floristas. 

El novio optó por un chaqué azul marino oscuro hecho a medida en Placido Sastre, de Oviedo. La camisa era también azul con los puños y el cuello blanco. La corbata y los gemelos eran de Soloio.

La pareja tenía claro que querían que la ceremonia y el banquete se hicieran en el mismo lugar para la comodidad de todos los asistentes y el Palacio del Marqués de Casa Estrada les ofrecía esto y más. Un conjunto arquitectónico precioso formado por una iglesia y un palacio del siglo XVII rodeado del verde de las montañas de Asturias.

Si hay de lo que seguro no dudaron un segundo es a la hora de escoger al fotógrafo. No tuvieron duda de que Víctor Lafuente era la primera y única opción. Por su estilo, su manera fotografiar las bodas y porque tiene mucha personalidad en sus fotos.

 

De la organización de la boda se encargó el equipo de Vintage Bodas que le dieron un toque personal al Palacio poniendo un photocall, un rincón de sidra, de pulpo, de cervezas… y es que a la pareja lo que más le gusta es el momento del cóctel así que querían alargarlo lo máximo posible.

La decoración de las mesas era sencilla pero muy bonita, de estilo rústico pero con un detalle colorido con las flores. Los novios querían que todo estuviera perfecto y sobre todo que los invitados disfrutaran tanto como ellos. Y como también buscaban sorprenderles contrataron un toro mecánico que fue la atracción de la boda. ¡Muy original!

Una preciosa boda pensada al detalle y plasmada increíblemente bien por el fotógrafo Víctor Lafuente. Les deseamos toda la felicidad del mundo a esta preciosa pareja. ¡Enhorabuena Raquel e Iván!

Fotos: Víctor Lafuente. con la ayuda de Jose Melgarejo.


Etiquetas:

9 ComentariosEnviado por: Patricia Olivares

Post Anterior Siguiente Post